El Club es una iniciativa de las familias que buscan el apoyo de  recursos educativos  en los que puedan confiar para el pleno desarrollo de las capacidades de sus hijos. Siendo los padres los primeros educadores tienen una intervención activa en todas las actividades.

Las actividades que se realizan o que organiza el Club pretenden enseñar a convivir, presentar alternativas de ocio y, en definitiva, la formación integral de los socios en un entorno de  libertad, fomentando la responsabilidad, el respeto a las diferencias individuales, la laboriosidad, profesionalidad, la capacidad de servicio, la solidaridad, la alegría, optimismo, sinceridad y coherencia de vida cristiana.

En atención a estos objetivos y a las recomendaciones internacionales y nacionales sobre seguridad y protección de menores, se ha elaborado este documento donde se recogen las normas sobre seguridad y convivencia con los menores y sus familias en el Club y en las actividades que éste organiza.

Este documento, dirigido tanto a los monitores como a los socios y sus familias, se inspira en la Convención de Derechos del Niño, de Naciones Unidas, en la Carta Europea de los Derechos del Niño y en la norma estatal de Protección Jurídica del Menor.

1.TRATO CON LOS SOCIOS Y SUS FAMILIAS

  1. Todos los socios deben ser tratados con igual consideración y respeto. Se fomentará que se llamen por su nombre o apelativo consentido y nunca por el apellido, motes vejatorios o, en todo caso, no deseados.
  2. Se protegerá a los socios de la realización de actos violentos, que inciten a la violencia o que atenten contra la dignidad de las personas y contra los derechos humanos.
  3. Se dará una respuesta inmediata en el caso de intimidación, acoso o maltrato entre iguales. Se acostumbrará a los socios a respetarse, evitar contacto físico, peleas, insultos o cualquier otra actuación que pueda llevar a alguno a sentirse maltratado.
  4. No se permitirá a los socios, bajo ninguna circunstancia, el consumo de  alcohol o tabaco.
  5. En el club, los socios no podrán usar teléfonos móviles, consolas, smartphones, o cualquier otro dispositivo audiovisual salvo en acontecimientos extraordinarios o en actividades autorizadas. En este sentido, es buena práctica que el socio deposite estos dispositivos, si los lleva, en un lugar habilitado al llegar al club y lo recoja cuando se vaya.
  6. El lenguaje empleado, las actividades y los materiales contenidos en los productos multimedia deben limitarse a aquéllos que correspondan a la edad de los socios.
  7. Las actividades que impliquen la utilización de televisión u ordenadores se realizarán siempre  bajo la supervisión de un monitor. Los ordenadores deberán tener los correspondientes filtros de accesos a menores. Los aparatos estarán en una sala de acceso  y con puerta de cristal.
  8. No se podrá descargar ningún video, película, música o programas salvo que dicho material sea libre.
  9. Deben evitarse todas las situaciones, acciones y lenguaje que promuevan una familiaridad que no corresponda claramente a la relación socio–monitor.
  10. Los monitores deben evitar estar a solas con socios en lugares donde no haya visión desde el exterior. El capellán atenderá sus actividades en un lugar abierto, confesionario con rejilla o salita con puerta de cristal.
  11. Es aconsejable no pasar un tiempo excesivo en la entrevista de monitoring (preceptuación o tutoría). No se establecerán, con ningún socio, relaciones posesivas o una relación emocional afectiva propia de adultos.
  12. Serán muy prudentes en la comunicación con los socios a través de e-mail, Chat, redes sociales y similares.
  13. En cualquier actividad en la que se utilicen (actividades deportivas, convivencias, campamentos, etc.), los dormitorios y vestuarios destinados a los socios se encontrarán separados de aquéllos destinados a los monitores. Cuando en una habitación tenga que dormir más de un socio, se procurará que haya al menos tres. Se evitará igualmente que en estos lugares, coincidan socios pequeños y mayores.
  14. Un monitor no deberá compartir habitación o tienda de campaña con un menor bajo ninguna circunstancia.
  15. Se evitará viajar en coche a solas con un socio salvo causas de fuerza mayor.
  16. En las actividades al aire libre se fomentará el respeto a la naturaleza y al medio ambiente.
  17. Se cuidará especialmente la comunicación con las familias, que será habitualmente con ambos padres.
  18. Los padres deben dar su consentimiento por escrito antes de que los socios puedan participar en cualquier actividad: excursiones, campamentos, convivencias, etc.
  19. En la solicitud de admisiónse solicitará por escrito el consentimiento de los padres para la obtención de fotografías o grabaciones de los socios, con el fin de disponer de material para revistas, web y otros medios audiovisuales del club. El Club observará lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal y demás normativas de desarrollo, así como  los derechos de acceso, rectificación, oposición y cancelación de estos datos por parte de los padres.

2. SEGURIDAD

  1. Se evitará correr riesgos en lo que respecta a la seguridad de los socios. Todas las actividades deben supervisarse de manera adecuada y apropiada.
  2. El organizador de cualquier actividad se cerciorará de que se haya realizado una evaluación de los riesgos durante la fase de organización y de que se sigan en todo momento los procedimientos de seguridad.
  3. En este sentido se garantizará que:
    1. Los edificios utilizados sean seguros y cumplan los estándares requeridos.
    2. Los aseos, las duchas y los lavabos cumplen los estándares exigidos.
    3. Se han tomado medidas antiincendio.
    4. Existen equipos e instalaciones de primeros auxilios.
    5. Hay acceso a un teléfono.
    6. Hay contratado un seguro y la cobertura es la adecuada.
    7. Estará organizada la resolución de una eventualidad que requiera asistencia médica.
  4. Los monitores de las actividades que se realicen fuera de la asociación serán al menos dos y contarán con las titulaciones requeridas de monitor de tiempo libre o, en su caso, director de campamento.
  5. Se seleccionarán específicamente las personas encargadas del transporte de los socios.

3. PROCEDIMIENTO DE ACTUACIÓN EN CASO DE INCIDENCIAS CON MENORES

  1. Notificación:
    • Si llegase alguna información que pudiera significar un posible maltrato o abuso a un menor, cometido por personal u otros socios, se debe actuar con celeridad, prudencia y claridad.
    • Se escuchará al socio con detenimiento y se le preguntará por los hechos sin entrar en detalles innecesarios, se comunicará de inmediato al Comité Directivo. Se advertirá al menor de dicha comunicación.
    • Se avisará inmendiatamente a los padres, para informarles de los presuntos hechos y actuar desde el primer momento de acuerdo con ellos.
    • Se aconseja eleborar un breve resumen por escrito, que recoja los hechos con la mayor exactitud posible.
    • Igualmente se procederá en el caso en el que el informante de los hechos sean los padres o un monitor.
  2. Acciones posteriores
    • Se iniciará una investigación interna para exclarecer los hechos y tomar las medidas oportunas.
    • Si el presunto agresor es otro socio, se informará inmediantamente a los padres, que estarán presentes en cualquier entrevista con el menor.
    • Como primera medida se evitará que el presunto agresor y el socio agredido entren en contacto.
    • Tanto los hechos manifestados por todas las partes implicadas, como los resultados obtenidos quwe se vayan obteniendo, se recogerán por escrito en un expediente interno, al que sólo tendrán acceso los miembros del Comité Directivo.
    • Se adoptarán las medidas cautelares  que se estimen oportunas en atención a la gravedad de los hechos manifestados:
      • Si el agresor es otro socio y lo hechos, de ser ciertos, constituirían un maltrato o abuso grave, se le suspendera de las actividades del Club.
      • Si el agresor es un adulto, en el mismo caso anterior, será suspendido provisionalmente de sus funciones.
    • Si tras la investigación inicial los indicios pudieran tener apariencia de veracidad y se trata de hechos graves que constituyan un delito, se pondrá de inmediato en conocimiento de la policía o de la fiscalía de menores.
  3. Finalización del expediente
    • Finalizada la investigación se elaborará un informe de conclusiones y se adopatarán las medidas adecuadas respecto al agresor o, en su caso, respecto al acusador injusto.
    • Toda la investigación se realizará con caracter urgente y con excrupulosa protección de la intimidad, el honor y la imagen de todos los implicados.